viernes, 12 de febrero de 2016

CUARTO AÑO CONSECUTIVO EN COPA

Como si no alcanzaran las gestas realizadas por el León, hoy tenemos una más. Independiente Santa Fe tendrá la oportunidad de disputar por cuarto año consecutivo por la Gloria Continental y llenar la otra mitad que nos falta.

Con un contundente 6-1 (si seis goles del equipo defensivo y de poco fútbol que tanta gente critica), Santa Fe inscribe un nuevo récord en su historia: Nunca antes había pasado una llave tan contundentemente. Más allá de los cinco goles de diferencia, que pudieron ser más sin acelerábamos, el equipo está en proceso de ensamble todavía y eso se ve en varias situaciones de los partidos que hemos jugado.

Por ejemplo, los jugadores no están arriesgando al máximo todavía, como si necesitaran todavía un poco más tiempo de pretemporada.

También podemos ver que la parte de adelante está en proceso de construcción y conocimiento. Cuando jugamos con un solo delantero el equipo carece de profundidad y cuando hay dos, todavía no hay entendimiento ni complementariedad entre ellos. Prospectos hay, Otero e Ibargüen pintan bien. El primero muy ansioso, propio de sus reciente debut, el segundo perdido por momentos cuando queda solo.

De estos partidos me surge la duda: ¿Y Gómez? ¿Dónde debería jugar? ¿De 10 definido? ¿Qué pasa si juega de 9?

A mí me gustaría verlo jugando de 9 definido, siendo asistido por Omar o Miguel Mejía. Creo que con eso solucionamos la falta de profundidad. ¿qué opinan?

Santa Fe sigue demostrando que es un gran equipo en todo sentido. Bien dirigido en la banca y en el palco. Sigue siendo un equipo de resultados más que de magia. A mí los resultados me traen la magia. Por que hoy nadie puede decir que el León no es un grande del continente y eso es gracias a lo que se ha construido en más de 8 años.

¡Hay que creer señores! ¡Vamos por más!

Se viene la copa, se viene el Bucaro, se viene Cerro. El martes todos a llenar en Nemesio.

Con la Santa Fe puesta en el equipo de Pelusso y fútbol me despido.

Vamos León!!!

¡Siempre estarás presente!


lunes, 8 de febrero de 2016

TÍMIDO CLÁSICO EN EL CAMPÍN

- Te pego, ay no! mejor no.
- Pero yo si te voy a pegar. Ay no, mejor tampoco.

Esa frase de dos compañeros de colegio iracundos con ganas de pegarse resumen lo que fue lo que se vivió en el Campín. Dos equipos tímidos, llenos de nervios y con ganas no fueron capaces de llegar una sola vez al arco claramente. Santa Fe tuvo unos tímidos alcances y el rival de patio nos metió un solo susto en una jugada que Rufai corta muy bien.

Poco fútbol. Poquísimo. Al espectáculo le hace mucho daño que los clásicos sean en las primeras fechas, pues un empate no daña a ninguno de los dos y los deja en carrera. los nervios, el inicio de temporada solo genera que los dos equipos jueguen de manera tacaña. Los dos clásicos por regla de torneo, se deberían jugar en la segunda parte del campeonato (más allá de la mitad).

Sin embargo, como suele suceder, voy a mirar el vaso medio lleno. Hay cosas interesantes en este Santa Fe. Lo primero es que se volvió un equipo de tenencia de balón, algo que no había sucedido en la exitosísima era Pelusso. Sin saber la estadística del partido, podría asegurar que tuvimos más del 60% del balón.

Santa Fe es un equipo equilibrado en defensa y el medio campo. Gómez le da mucha dinámica al equipo, lo hace mover y genera fútbol y asociación. Ayer no fue el mejor día para corroborarlo, pero a él se le ve eso y eso es importante, porque Santa Fe debe encontrar una nueva identidad alrededor de él y de Seijas.

Me gustó mucho el comportamiento defensivo, un solo error en la marca de Anchico casi nos cuesta el gol del rival, pero en líneas generales el equipo de atrás para adelante se va componiendo muy bien.

Ayer vivimos uno de los clásicos más lánguidos y tímidos de la historia. Ambos equipos fueron tacaños con el fútbol y les faltó eso que hace que un clásico sea recordado para toda la vida, pasión, ambición y huevos.

Se suma un punto que está dentro de las cuentas siempre y cuando el próximo clásico no tenga un peor resultado.

Con la Santa Fe puesta en que nunca volvamos a ver un clásico así me despido.

Vamos León!!!

PD. Gracias a la directiva de Santa Fe, a los jugadores y a todos los hinchas de Santa Fe por el bonito homenaje a mi papá ayer en las tribunas. No podía haber un mejor escenario. Gracias de corazón en nombre mío y de mi familia.

jueves, 4 de febrero de 2016

AQUÍ ESTÁ EL CAMPEÓN DEL CONTINENTE

Con un gran golpe de autoridad, el León continental comenzó su participación en Copa Libertadores. Esa que está disputando por cuarta vez consecutiva.

En una cancha que no debería admitir la Conmebol, nuestros campeones del continente empezaron con claridad, profundidad y buen fútbol. Eso que no se vio con Chicó se vio hoy con Oriente Petrolero.

Jonatan Gómez jugó un partidazo, para mí la figura de la cancha. Rápido, ágil, asistidor y colectivo. Un jugador que al parecer pinta como el gran refuerzo del año. El 11 cardenal, fue el eje del equipo, puso los dos primeros goles y puso varios que no entraron. Pinta muy bien el argentino. Lo mejor de Gómez es que encontró como socio a Carlos Ibargüen que también lo hizo muy bien. No solo por los dos goles. Lo hizo bien porque se le vio pendiente de los rebotes, despierto y llegando hasta la línea de fondo. Ojalá este sea su destape.

Pedíamos goles y fútbol, acá están. Que era un equipo bastante inferior. Si, pero a esos también hay que ganarles. Hace unos años estas victorias eran un sueño, hoy son una costumbre, ni siquiera una casualidad y eso demuestra que el proceso sigue teniendo sus frutos. Ese famoso proceso de Pastrana acá sigue dando sus frutos. Veo muy difícil que no clasifiquemos a la siguiente ronda, lo cual representará una muy buena platica.

Solo una llegada clara en los primeros 70 primeros minutos tuvo en su contra Santa Fe. Lo que era el empate para los bolivianos fue la más grande muestra que a este equipo no solo lo acompañan los buenos resultados, también le acompaña la suerte. Dos palos seguidos en tres remates.

Sin embargo, esto no hizo que el rival se creciera, el que se creció fue Santa Fe y con eso llegamos al segundo gol que liquidó el partido.

Llegó el minuto 70 y bajamos la guardia y la tenencia, se hicieron cambios que le quitaron solidez al equipo. Omar está lejos de un buen nivel por lo que alcanzamos a ver. Anchico estuvo pendiente de llegar adelante y no de marca y esto generó espacios que le permitieron al local descontar luego del gol de Mina.

Pero ya no había nada que hacer. Unas tímidas llegadas del local y unas muy claras de nosotros. Anchico y Angulo perdieron el cuarto gol.

Este equipo mejoró su nivel luego del partido frente a los boyacences. Mejoró bastante, se vio más sólido, más colectivo y con mejor idea. Estos partidos son claves para tomar nivel.

Gran triunfo y gran oportunidad para llegar a la fase de grupo.

Preparaos!

Con la Santa Fe puesta en seguir mejorando día a día me despido.

Vamos León!!!

¡Siempre estarás presente!

domingo, 31 de enero de 2016

ACEITANDO LA MÁQUINA

Iniciamos la liga con una victoria importante en Tunja, frente a uno de los candidatos para pelear el descenso en este año.  Estos partidos hay que ganarlos, Santa Fe está obligado a ganar siempre en este Estadio de la Independencia. Cuando se desperdician estos puntos, al final cuesta muy caro.

Más que un inicio de temporada, pareció un partido de pretemporada donde se vio a un Santa Fe cauto, sin desgastarse físicamente y con mucha tenencia de balón. Es un buen inicio, por supuesto que lo es. Sin embargo este partido no permite definir claramente ni muy bien cuál va a ser el Santa Fe modelo 2016.

Al parecer será muy similar al del 2015. Marden Devia lo decía muy bien en radio el sábado, este será un equipo "utilitario", un equipo en su total expresión con buena dinámica y buena presión. Santa Fe fue superior a Chicó, pero no le ganó con autoridad. Ahí es donde creo que vamos a estar todo este primer semestre. Con partidos apretados, con mucha presión, ganando con inteligencia, con pocas opciones y metiendo pocos goles.

El partido fue aburrido, fue un trámite para Santa Fe, donde Pelusso dio un mensaje claro, la cabeza de Santa Fe no está ni estará en la liga. Me parece oír a nuestro DT diciendo estas palabras: "mi objetivo principal es la Libertadores y ahí nos romperemos el alma, en el torneo local jugaremos con rotaciones y con dosificación física". La liga será un torneo que jugaremos con mucha rotación.

No hubo un jugador destacado en el partido, de los nuevos todavía hay poco que comentar. Tal vez para mí la figura de nuestro equipo fue Gordillo y la pierna fuerte (Seis amarillas para el primer partido es una barbaridad, estamos dando mucho machete). De los refuerzos o nuevos jugadores me gustaron Tesillo y Gómez. En estado de observación seguiré de cerca a Otero y a Borja que considero fue el más intrascendente del partido.

Había que ganar y se ganó, se hizo con poco desgaste y estamos listos para ir a Bolivia. Creo que la estrategia de Pelusso fue inteligente, pero faltó un poco de ambición. Un susto como el que vivimos al minuto 80 nos pudo haber costado la victoria.

Santa Fe está en proceso de aceitada. La máquina todavía necesita engranar mejor y es muy importante que la parte delantera de ésta termine de encajar, porque se corta de aceite.

Se viene un año exigente, duro y con mucho pero mucho kilometraje.

Quiero agradecer a todos por el apoyo durante estos días difíciles luego de la ida de mi papá. Sus mensajes y buenos deseos fueron y son muy importantes. les agradezco de corazón. Mi papá se estrenó como angel con una victoria.

Con la Santa Fe puesta en la confianza que le tengo a Pelusso me despido.

Vamos León.

¡Siempre estarás presente!

jueves, 10 de diciembre de 2015

PARARSE SIEMPRE. ¡SIEMPRE!

Con este equipo hemos aprendido muchas lecciones de vida y mis padres me han enseñado más a través de este club que con toda la educación que me pudieron dar.

Mi papá me enseñó geografía con los equipos de fútbol. Me enseñó las capitales a los tres años a punta de equipos de fútbol. Cuando me mencionaba un país, inmediatamente yo tenía que responder cuál era la capital y de ahí se desprendía una charla futbolística entendiendo el terreno de cada uno de los países.

Me enseño muchas cosas, pero hoy quiero compartir con ustedes la más importante:

No importa el tiempo que dure un mal. No, no importa para nada.

Lo único que importa es pararse. Pararse cuando las cosas pueden estar mal o cuando están bien. El hecho, es que siempre hay que levantarse. Porque al levantarse empieza el primer paso para lograr lo que se busca.

Hace mucho años, mi papá junto con otros aficionados quizo sacrificar todo para levantar este club.

Para algunos, lo hizo de manera irresponsable, porque lo hizo rompiendo el cochinito, sacrificando su tiempo, sus ahorros y su juventud. Desde ese momento, siempre luchó para que Santa Fe se levantara sin importar el lugar donde estuviera. 25 años después la recompensa es enorme, tan grande que no cabe en nuestra cabeza y nuestro orgullo.

Ayer, en el día más importante de nuestra historia, mi querido y admirado padre me dio nuevamente esa lección de vida y la repito: Siempre hay que pararse. Sin importar la situación o como te encuentres. Encontrándose mal de salud o estando débil, siempre hay que pararse.

Ayer nadie más que él tenía que levantarse, porque Don Edgar tenía que gozar ese "siempre viene algo mejor y más grande". Porque había que disfrutar el día más lindo de nuestra historia.

Atrás en el tiempo, quedaron esas paradas de los noventa cuando estábamos en las peores posiciones, cuando nos parábamos después de salvarnos del descenso, porque perdíamos con Lanús o cuando perdíamos un clásico y había que llegar para que nos molestaran en el colegio o en la oficina.

Hoy somos nosotros, los que nos paramos tantas veces pese a las derrotas los que tenemos que celebrar sin parar. Tiene derecho a celebrar el que se paró, el que se levantó de todas esas situaciones y que como fieles religiosos seguimos con la inculcada fe ciega.

Siempre hay que pararse amigos porque tarde o temprano, la gloria siempre va a llegar.

Gracias papá por tantas lecciones. Gracias por demostrarme que pese a que en la vida no hay nada fácil, se puede llegar a lo más alto. Es solo cuestión de actitud y de convicción.

Gracias papá amigo por hacerme sentir ese gran aplauso que te dieron ayer jugadores, hinchas y directivos por tus más de 25 años como directivo de este humilde pero enorme club.

Gracias por darme a mi hermana quien aprendió de ti más que yo.

Gracias por ampliarme la familia a más de 100 personas con las que año tras años hemos visto al león en esa platea (Ustedes saben quienes son).

Gracias papá por hacerme hincha del equipo más grande del continente, del primer campeón, del primer campeón de la Suramericana en Colombia.



Simplemente gracias por ser tú, por ser mi padre.

Te adoro papá y celebra que te lo mereces como nadie.

Con la Santa Fe puesta en que te recuperes y nos sigamos parando me despido.

Vamos León!!!

jueves, 3 de diciembre de 2015

MUY ORGULLOSO DE SER LEÓN

Ayer mientras veía el partido en la clínica con mi papá solo pude sentir orgullo de ser hincha de Santa Fe. Por supuesto, la primera razón de ese orgullo se daba por haber seguido la terquedad de mi papá por hacerme hincha de este sentimiento. La segunda, se da porque considero que Santa Fe jugó la primera final con una entrega total, con un experiencia y jerarquía que se le ve a pocos equipos en el continente.

Santa Fe ayer se portó como un gigante de Suramérica. Fue tácticamente ordenado y aplicado.

Parecía un experto copero. ¡Qué zorro es Pelusso! Supo parar a los jugadores muy bien en el partido, tanto que hasta Angulo jugó bien pese a sus desperdicios que nos tendrían hoy con la copa en el bolsillo.

Me sentí orgulloso de tener un jugador extranjero en mi equipo totalmente enamorado de su camiseta, la misma que usted y yo, apreciado lector, nos ponemos todos los domingos para ir al estadio. Qué orgullo ver a tanto jugador del famoso proceso dentro de la cancha. Qué orgullo ver a los de FOX Sports hablando maravillas de este equipo.

Mi orgullo crecía cuando al aparecer los equipos se oían los coros incansables de la hinchada de Huracán, los mismos que con el correr de los minutos se volvían tímidos vientos de verano Argentino. Santa Fe fue capaz de apaciguar a una hinchada Argentina por segunda vez, como ya lo había hecho con Independiente.

Ese sentimiento se hacía más fuerte cuando Huracán se dedicó a echar pelotazo sin sentido y sin dirección, con desespero y sin convicción.

Es cierto que tal vez pudimos arriesgar un poco más para ganar el partido. No faltará el amargado que dirá que faltó esto. Para mí, fue un partido perfecto, muy bien jugado y muy bien planteado. Enormes todos los defensores.

Enormes Seijas y Gordillo. El primero, con mucha claridad, echándose el equipo al hombro y siendo protagonistas en las cuatro jugadas de gol del primer tiempo. El segundo con una lucha incansable que hizo olvidar a sus antecesores nuevamente.

Qué bonito partido. Qué bonita final jugó Santa Fe.

Yo no se mañana qué pasará, hoy, desde ya, le doy gracias a Santa Fe por llenarme el pecho de orgullo. Por hacer que Bogotá este sonando por todo el continente. Hoy Santa Fe es el equipo de moda en Suramérica y así hay que verlo y de la misma forma disfrutarlo. Enjoy my friend!

Con la Santa Fe llena de orgullo por mi equipo me despido.

Vamos León!!!

#FuerzaPlazas!!!

jueves, 26 de noviembre de 2015

QUE NADIE ME DESPIERTE!

¡O mejor que nadie lo haga! Todavía no se si lo que estoy viviendo es un sueño o es la realidad.

Ha sido un camino largo, difícil, con altibajos. Con bajas sensibles, con un trajín enorme. 50 partidos jugados en tres meses. Un camino con victorias enormes y épicas como aquella en el Parque Central de Nacional o Libertadores de América de Independiente.

El sendero ha tenido unos líderes que con un fútbol muy uruguayo nos tienen ahí.

Un presidente que ha apostado por la continuidad desde el trofeo obtenido en 2012.
Grandes Leones como Meza, Otálvaro, Pérez, Seijas, Anchico y Roa, que siguen siendo la columna vertebral de este equipo que se conoce de memoria. Y ha contado con el liderazgo de un DT cuestionado, criticado que hoy nos tiene en la final continental. Algo que Sir Wilson no pudo darnos y que Costas tampoco. Esto solo lo ha logrado Pelusso, Pastrana y estos grandes leones.

Ha sido un camino con sufrimientos extremos, como aquellos últimos minutos con Independiente, Nacional, Emelec y Luque. No ha sido fácil. Tres equipos coperos con mucha experiencia y mucha historia nos han tenido en la mira, pero ninguno logró impactarnos. Por el contrario, nosotros fuimos los que con una lucha constante los vencimos con holgura.

Santa Fe no falló. Respondió a su favoritismo y se llevó la última serie para llegar a su tercera final intercontinental. Algo que tal vez solo vivíamos en nuestros sueños. ¿Se imaginan jugar contra River en el Monumental en una final? ¿Se imaginan todo lo que puede significar esto para nuestras vidas? ¿Se imaginan ganar este trofeo? ¿Se imaginan tener el poster de este equipo detrás de la puerta con el letrero de Campeón de América?

Hoy Santa Fe es un grande de América así a algunos les cueste creerlo, reconocerlo o aceptarlo.

Hoy el León ruge en cualquier cancha a la que se acerque. Hoy estamos ante el mejor proceso histórico jamás creado en nuestra historia: Resultados, divisiones inferiores, cantera, títulos y proyección internacional. Este equipo, este club no tiene la más mínima razón de crítica. Es un equipo ganador, con triunfos inobjetables y con mucha hambre. Sin duda ese León, que se sigue comiendo el continente llegará más lejos.

La garra siempre será la gran característica de nuestro club. Será la base y ayer, con más garra que estética, con más táctica que elegancia, Independiente Santa Fe inscribe su nombre en el trofeo Suramericana (en las placas salen los que disputan la final). Santa Fe hace historia. Santa Fe se convierte en el mejor equipo en la actualidad del país.

Santa Fe selló una magnífica copa. Hoy Santa Fe es uno de los dos mejores equipos del continente y Si River pasa, se asegura la participación en cuatro torneos internacional. Nada mal.

Este Santa Fe suyo y mío, de mi papá y del suyo, de mi abuelo y del suyo es hoy, el equipo que siempre soñamos.

Con la Santa Fe puesta en darles las gracias a Pelusso, Pastrana y estos grandes leones me despido.

Vamos León!!!